-

-
Tercera novela. (Fandom: Tokio Hotel/ HIATUS)

30 ago. 2010

Cap. 39 ¿Quién me siguió?

Annkatrin
-Que raro… -Musite apartándome- La novia de Tom se llama igual… Debany.
-Pero no puede ser ella –Me respondió seguro.
-¿Y por qué no? –Pregunté alzando una ceja.
-A Debany siempre le cayó mal. –Respondió con la mirada perdida.
-Eso fue hace cinco años, la cosas pudieron a ver cambiado.

Tom
Baje, y Gusta, Fernanda y Debany estaban en la cocina desayunando. Yo solamente me recargue en la puerta
-¿No vas a desayunar? –Me preguntó Debany con una pequeña sonrisa. Esa sonrisa era… diferente, en ella, se podía distinguir que era otra Debany, se podía sentir que estaba más tranquila y feliz.
-¡Claro! Muero de hambre –Respondí jalando una silla.
-Eso no es novedad –Bufó Gustav yo solo entrecerré mis ojos.



-Nos vamos a descansar…
-Okey y gracias Gustav –Respondí poniendo mis manos en las bolsas de mis enormes pantalones.
-De nada –Me dio una palmada en mi espalda.
Fernanda y Debany se estaban despidiendo, después, yo me despedí de Fer y Debany de Gustav ¡Parecía que nunca jamás nos volveríamos a ver!
Cuando ellos se fueron, abracé a Debany por la cintura y me acerque a su oído
-Estamos solos –Susurré.
-¿Y qué quieres hacer? –Preguntó mordiéndose el labio. Me separe un poco de Debany y sonreí pícaramente, pase mi lengua entre mis labios y respondí-:
-Dormir
-¡Tom! –Exclamó sorprendida.
-¿Qué? –Pregunté confundido. Ella se echo a reír- Debany, no es de risa ¡Enserio tengo sueño!
-Okey, okey –Decía entre risa- Vamos a dormir –Cuando apenas íbamos a subir las escaleras, cargué a Debany entre mis brazos.
-¿Qué haces? –Preguntó confundida.
-No puedes hacer mucho esfuerzo, así que te ayudó a subir –Respondí esbozando una sonrisa.

Marcela.
-Bill, espérame aquí –Rogué saliendo del auto.
-¿Segura? ¿No quieres que vaya? –Preguntó apagando el carro.
-No. No me voy a tardar.
Bill había estacionado el carro a una calle de mi casa. Cuando llegue ahí, decidí entrar por atrás. Guarde mi ropa en las maletas lo más rápido posible, tenía mucho sueño y ya quería llegar y dormirme a lado de… a lado de Bill. Salí de la casa con… ¡Dos maletas! Me sorprende, siempre tengo que salir con 15 maletas o… ¡Más! Pero aún así… están muy pesadas.
No podía moverme en la calle, parecía que tendría dos blocks arrastrando. Los llevaba casi a rastras, gente pasaba y no se ofrecían en ayudarme ¡Pero que gentileza!
Algo raro, desde que salí de la casa tenía la sensación de que alguien me seguía. No quise voltear hacia atrás, solo… trate de caminar más rápido. No corrí, no quise llamar la atención, solo sentía a esa persona acercarse cada vez más a mí ¡Dios! ¿Por qué el auto esta tan lejos?
¡Al fin llegué! Bill le quitó el seguro a la puerta trasera desde el auto y antes de que el bajará para ayudarme, las maletas ya estaban dentro.
Subí al auto y traté de tranquilizarme, Bill solo me vio anonado desde afuera.
-¿Estas bien? -Preguntó extrañado.
-S-sí –Solté torpemente- Ya vámonos –Terminé de hablar colocándome el cinturón de seguridad.
Bill subió al carro y arrancó. Mientras más lejos estábamos más tranquila me encontraba… pero, no sé, ¿Y si la persona que me estaba siguiendo era Miguel? ¿Y si nos sigue ahora?
-Marcela… ¿Qué tienes? –Esta vez sonó preocupado.
-Nada… solo… tengo sueño –Contesté recargando mi frente en la ventana mientras veía las imágenes de afuera pasar rápidamente.


Subí a mi habitación, deje caer las maletas arriba de la cama y me fui directo a la ducha. Cuando terminé, me envolví en la toalla, salí del baño y ahí estaba Bill sentado en la cama.
-¡Bill!... Que… ¿Qué haces aquí? –Pregunté torpemente.
-Quería –Levantándose- Mejor espero a que te vistas –Viendo hacia el suelo.
Se dirigió hacia la puerta, me aproxime a él y agarre su mano. Él volteo a verme confundido y yo solo esbocé una sonrisa.
-¿Quieres terminar lo que empezamos en el lago?



Continuara***
Pronto llega el final de temporada (: Sospechan quien o quienes seguían a Marcela? & que pasara cn los primitos de esta historia? :B

27 ago. 2010

Dos de mis 4 amores en mi fondo <3

Dos de mis 4 amores en mi fondo <3

Answer here

Cap. 38 Primos

Conversación telefónica
-Annkatrin… ¿Con quién tengo el gusto?
-Con Debany
–Respondí mientras caminaba hacia la cocina- permíteme. –La verdad no logré entrar ya que Tom iba saliendo. Le entregué su celular y susurré- es Annkatrin –Dije extrañada. -Oh, gracias –Respondió anonado tomando el pequeño aparato. Subió las escaleras, yo lo seguía con la mirada. Había algo en él que no me cuadraba… ¿Quién es ella?... ¡Ya! Empiezo a alucinar.
Volví hacia la sala y me senté a un lado de ella.
-¿Qué? –Pregunté al verla. Estaba realmente… seria y ni siquiera parpadeaba- ¿Qué pasa Fernanda? –Volví a preguntar ya que no me había respondido.
-Ah, nada –Al fin hablo volviendo en sí- Debany… ¿Sabes quién es Annkatrin? –Esa pregunta me desconcertó.
-Mmm –Miré al techo e hice una mueca- Nop, supongo que una amiga de él ¿o me equivoco?
-Pues… -Susurró bajando su mirada. Yo entrecerré mis ojos, algo estaba pasando aquí. Me levanté y me puse enfrente de ella cruzándome de brazos.
-Fernanda… Annkatrin es algo más que una amiga ¿Verdad? –Pregunté pronunciando cada palabra lentamente.
-No, la verdad no sé –Respondió levantándose igual que yo- Solo pregunté porque… pensé que la conocías… Oye vamos a la cocina, creo que Gustav se quedó solo –Cambio de tema rápidamente. Agarro mi mano y me llevo a rastras hacia la cocina.

Tom
Conversación telefónica.
-¿Ahora qué quieres?
–Pregunté molesto.
-Quería saber que estabas haciendo –Me respondió sínicamente- y esa tal Debany ¿es el modelito de esta semana?
-No. Esa “tal” Debany, es el modelo de toda mi vida.
-¿Disculpa?
-Sí, Debany es mi novia y… la amo
–Solo escuché una sonora carcajada.
-¡Ay Tom! Cada vez te vuelves más gracioso, pero bueno, si tú la “amas” pues… que bien por ti.
-¿Qué planeas?
–No soy estúpido, ella quiere algo.
-Nada -¡Si claro! Y yo soy gay- la última vez que te hable fue para pedirte perdón ya que quiero ser tu amiga y no pienso desperdiciar la oportunidad. Bueno Tom, hablamos pronto y espero salir contigo… algún día… bye
Fin de la conversación telefónica

Me acosté y puse mi manos sobre mi nuca. Pensé que moriría en ese momento ¡¿Cómo se le ocurre llamarme?! Pero al parecer, Debany no sabe quién es ella… y Annkatrin se tomo bien la noticia de que tengo novia… solo espero que lo que dijo sea verdad, porque estaré dispuesto a darle una segunda oportunidad.

Annkatrin
-¡Idiota! –Dije entre dientes. Avente mi maldito celular contra el respaldo de mi cama ¿Novia? ¡¿Novia?! Él no puede tener una novia, ¡No!- ¡Agh! –Me encontraba llorando de coraje. Lo tenía todo planeado ¡todo! Y ahora sale esa con la novedad de que es su novia.
-¿Qué tienes primita? –Esa voz me sacó de mis pensamientos.
-Mi queridísimo Tom… tiene novia –Bufé mientras abrazaba mis rodillas. Él entro a mi habitación y me dio un fuerte abrazo.
-Un pequeño detalle en tus planes, ¿cierto?
-Si –Murmuré- Alberto… ¿Ahora qué hago?
-No te rindas ¿Lo quieres? Pelea por él.
-¿Cómo tú?
-Si… yo solo regrese por una razón… ella.
-¿Cómo dices que se llamaba?
-Debany… su nombre es Debany.



Continuara***
Quien diría que eran familia xD! Es muy corto :\ procurare subir otro (:

22 ago. 2010

Cap.37 Relación a flote

Bill
Nunca me lo hubiese esperado... ¡Nunca! Hubo un enorme silencio. Ellos solamente voltearon a verse entre sí. Baje a Marcela, queríamos una respuesta.
-¿Qué hacen aquí? ¿Qué es lo que sucede? –Volví a preguntar. Gustav se encogió de hombros y Fernanda bajó su mirada.
-¡Pues que tanto traen! –Escuche a mis espaldas- No dejan plati… -Y Tom tuvo la misma reacción que nosotros -…car. ¿Qué hacen aquí?
-Es lo mismo que pregunté, dos veces –Aclaré cruzándome de brazos. Gustav se levantó de la cama y bajó su mirada mientras que sus mejillas se enrojecían. El silencio seguía, pero le idiota de mi hermano decidió romperlo.
-Gustav tiene novia –Dijo con picardía. Idiota, los dos soltamos la carcajada.
-Pues sí… ella es ¡Mi novia! –Admitió levantando su cabeza.
-¿Enserio? –Preguntó Debany con una gran sonrisa- Fernanda… ¿Por qué no nos lo dijiste?
-Se supone que era secreto –Murmuro encogiéndose de hombros.
-Lo siento Fer… -Musito Gustav ¿Secreto?
-No te preocupes –Le respondió-
-¿Por qué no querías que nadie se enterará? –Pregunté extrañado.
-Por nada, era solo… una tontería –Respondió nerviosa.
-Bill… -Alguien jalaba mi manga. Voltee a ver a Marcela ¡Es verdad!
-Chicos… nos tenemos que ir… ¡Tú y yo tenemos algo de qué hablar Gustav! –Advertí
-¿A dónde van? –Preguntó Tom.
-Por mis cosas –Respondió Marcela.

Tom
Bill y Marcela se fueron. Yo tenía a Debany abrazada y recargue mi cabeza en su hombro y fingí llorar.
-¿Qué tienes? –Me preguntó confundida.
-Nuestro Gustav… ya es todo un hombre –Respondí orgulloso, él solo frunció el ceño.


Debany y Fernanda se quedaron en la sala y Gustav & yo fuimos a la cocina. En la barra, había una pizza a medio comer, Gustav la agarro y la tiro a la basura.
-Que desperdicio –Dije haciendo una mueca ¡Y yo con hambre!
-¿Habrá más pizza?
-Fíjate en el refrigerador.
-Okey…
-Y… ¿Dónde conociste a Fernanda? –No me iba a quedar con la duda.
-En Hamburgo –Contestó acomodándose sus lentes mientras abría el refrigerador.
-¿Y porque nunca me entere de ella? –Pregunté anonado.
-Porque ella no quería que nadie se enterara, el único que supo que Georg y eso porque él me acompaño a ese antro
-Con que fue en un antro… -Dije levantando mis cejas.
-No molestes –Advirtió, yo reí.
-Como que hay mucho silencio… pondré música –Comenté buscando mi celular en uno de mis bolsillos.
-¿Metallica? -¡¿Cómo cree que pondré eso?!
-¡No! Samy Deluxe –Algo más normal
-Mierda de música…
-¡Envidioso!.... hmm… -No sentía mi celular en ningún lado- Oye… ¿No has visto mi celular?
-¿Ya lo perdiste?
-No, solo no sé donde esta –Respondí haciendo una mueca.
-Tal vez lo dejaste en el cuarto.
-Si… iré a buscarlo

Debany
-Fer… ¿Por qué quería mantener tu relación en secreto?
-Es que… yo no soy bonita a comparación con todas las chicas con las que ha salido Gustav y es por eso que no quería que nadie se enterara… para que Gus no pasara vergüenzas
-¡¿Qué?! Fernanda, obvio que eres bonita y una prueba de ello: ¡Mira a quien tienes de novio! Y no se burlarán de él, lo único que harán es envidiarlo porque desearan tener a una persona como tú a su lado, ¡Y qué sea la última vez que dices eso! ¿Okey? –La regañe, ella sonrió.
-Muchas gracias Debany –Respondió agarrando mi mano.
-De nada amiga...
Algo comenzó a escucharse, era como una canción… creo que era un celular. Mire a Fernanda y ella negó con la cabeza. Me levanté y empecé a buscarlo. Estaba en la orilla del sillón.
Conversación telefónica.
-¿Diga?
-Creo que me equivoque… ¿Este es el celular de Tom Kaulitz?
–Oh, con que es de él.
-Si, si lo es ¿Quién lo busca?
-Annkatrin

16 ago. 2010

Cap.36. Pizzas, perros, sorpresa. Linda combinación

Marcela.
Bajamos a la sala y ahí estaban Georg, Gustav y Bill –Como dijo Tom- estaba en la cocina.
-Ya vengo Fernanda –Avise y camine directo hacia donde estaba Bill. Entre y él se encontraba sacando algo del microondas. Camine hacia él con cuidado y lo abracé. Bill volteó y al verme sonrió- ¿Qué haces? –Pregunté sin soltarlo.
-Recaliento pizza –Respondió como un bebé- ¿Quieres?
-No gracias, no tengo hambre.
-Pues tú te lo pierdes –Me respondió agarrando el gran plato- La recalenté con mucho amor –Dijo con aire de Chef profesional –Caminó hacia la pequeño comedor y se sentó- Mmm… -Dio un mordisco- ¡Jesucristo salvador! Qué rica está esta pizza –Me lo restregó en la cara mientras daba cada vez más y más mordiscos y cerraba los ojos disfrutando el momento- Mmm… el queso es lo mejor –Termino de decir limpiándose el resto de esa cosa amarillenta que estaba debajo de su labio.
-No me antojes porque te vas a arrepentir –Advertí.
-¿Arrepentir de qué? –Preguntó con la boca llena- ¿De comerme esta deliciosa pizza? -¡No entiendo como no se ahoga!
-¿Me das? –Pregunté con ojos de niña buena acariciando su hombro, Bill se corrió.
-Me dijiste que no querías
-¡Oh! Pero ya me antojaste –Le respondí molesta.
-Lo siento –Dijo metiéndose otro pedazote de pizza a su enorme bocota.
-¡Te arrepentirás Bill Kaulitz Trümper! –Amenacé entrecerrando mis ojos- Bill….el que está en medio de la calle, no es… ¿Scotty? -Pregunté volteando hacia la ventana asustada.
-¡¿Qué!? –Preguntó levantándose desesperadamente y de la impresión se le atoró un pedazo de pizza- ¡Cof… cof! ¿¡Donde está Scotty!? ¡No lo veo! –Decía alarmado corriendo hacia la ventana, yo caminé hacia la pizza.
-Por ahí estaba… ¿Ya lo viste?
-No –Respondió nervioso- creo que lo confundis… ¡Marcela! ¡Regresa con mi pizza!
-¡Vez lo que pasa por no compartir! –Le grité desde las escaleras
-Devuélveme mi trozo de pizza –Refunfuño subiendo las escaleras.
-No –Le respondí sacándole mi lengua.
-Prepárate para sufrir –Y entonces, corrí. Íbamos gritando por toda la casa, sentía que ya no podía más, la risa me ganaba. Quería llegar a mi habitación: una, tres, cinco puertas más… ¡Llegué!
-¡Te alcancé! –Gritó Bill abrazándome por la cintura.
-Okey, okey me rindo –Dije evitando reír.
-¿Y mi pizza? –Preguntó confundido.
-¡Me la comí! –Bill hizo una expresión súper divertida llevándose sus manos a su boca como señal de asombro.
-¡Despídete del mundo Marcela!
-Jaja, ¡No Bill! Jaja –Me cargó entre sus brazos y con una patada abrió la puerta de una de las habitaciones –No batallo mucho porque ya estaba entreabierta.
-¡Oh! Mi karatekid –Dije tiernamente y los dos nos echamos a reír.
-¡¿Ustedes que hacen aquí!? –Preguntó Bill. La habitación no estaba sola como esperábamos.

Tom
Ahí estábamos los dos besándonos. Ahora que está conmigo, no la dejare ir. Cuando nos separamos, Debany aún tenía los ojos cerrados
-Ya necesitaba tus besos –Sonreí de medio lado y besé su frente. Ahora sé lo que significa amor a primera vista. La abracé y nos quedamos en silencio… solo disfrutábamos el momento.
-…. ¡Ven aquí Marcela!..... ¡Todo por no compartir!..... ¡Jaja!..... ¡Ya pronto te alcanzó!
Reconocimos los gritos de inmediato.
-Bill
-Marcela.
-Sufrirá –Solté acompañado con un suspiro.
-¿Qué? –Me vio confundida.
-Si, Bill sufrirá.
Debany solo rió. Salimos de la habitación agarrados de la mano, Bill y Marcela estaban en la puerta de una habitación que estaba en el fondo.
-¡Pues que tanto traen! –Les regañe- No dejan plati… -Baje mi tono de voz ¡¿Qué es lo que ven mis ojos?! ¡¿Cómo, cuándo, dónde? ¡¿De qué me perdí?!-…car

Continuara***
Viernes 'Dormir todo el día', Sabado 'Hacer tarea todo el puto día D:' Domingo 'Hacer lo que falta de tarea en la mañana, friguete, termina sal cn amigos, regresa, sigue cn la friega de la tarea en la casa de un amiga, no termina la tarea de mate xq no le interesaba a q edad murio Diofunto .l. & de la nada ya es lunes :' Lunes 'Día pesado :\ Copia rapido lo que no hiciste del idiota de diofunto .l. xd' : es lo malo de estar enpreparatoria! D: aqy staan los dos capitulos (: spero q les gusten n_n

Cap.35 Nuevo comienzo

Debany.
Gustav bajó si mirada. La chica era medio alta, su cabello era castaño oscuro hasta los hombros, ondulado, y usaba lentes.
-Ella… -Al fin habló Gustav, agarró el aire suficiente y soltó-: ella es…
-Me llamo Fernanda –Se apresuró a contestar la chica- Y no, no soy su novia, sino su amiga –Respondió esbozando una pequeña sonrisa.
-Si exacto –Dijo… de una forma muy extraña, tenía la mirada perdida.
-¿Nos hemos visto en algún lugar Fernanda? –Pregunté extrañada- Tu voz se me hace conocida.
-Yo estaba contigo en el carro.

Flash Back
-Chicos, está despertando… mejor acelera –Escuché muy lejos, parecían murmullos… ¿Qué pasa?
-¿Marcela? –Hablé como pude.
-¿Qué?
-Tú…tú no eres Marce…
-No, no lo soy –Sentí un cálido tacto en mi frente y después… ya no supe nada.
Fin del Flash Back

Dos semanas después.
Me dieron de alta. Marcela y yo nos fuimos a vivir con Tom y Bill. Ella no quería, pero insistí, sabía muy bien que Miguel iría a buscarla un día y… no me quiero imaginar que haría cuando la encuentre.
La casa de los gemelos es grande y cómoda, pero buscaremos un departamento, no queremos ser una carga para ellos.
Marcela y Fernanda me ayudaban a acomodar mi habitación ya que yo no podía hacer mucho movimiento. Mientras pasaban las horas, más conocíamos a Fernanda, fue muy tímida al principio, pero después se fue soltando. Era una buena chica: comprensiva y sencilla… ¡y loca! Creo que se va a llevar muy bien con nosotras.
-¿Y tus cosas? –Le pregunté a Marcela sentándome en la cama.
-En la noche Bill y yo iremos por ellas -Me respondió sentándose arriba del buro- Fer… ¿Desde cuándo conoces a Gustav?
-Desde hace cuatro años, igual que a Georg –Le respondió sentándose a lado mío.
-Ah… ¿Y cuál de los dos te gusta? –Pregunté de la nada.
-¿Disculpa? –Soltó sorprendida.
-Te tiene que gustar uno de los dos –Me apoyó Marce, claro q sí, algo en ellos no me cuadra- Ya cuatro años juntos, les debes de tener mucho cariño.
-Exacto, cariño es lo único que siento por ellos, de ahí no pasa –Nos respondió bajando su mirada
-Creo que mientes –Defendía mi hipótesis- Vamos Fer, tienes a dos chicos fenomenales como amigos, créeme que –Sonreí- ellos me caían mejor que Tom y Bill
-¡Yo creo que te gusta Gustav! –Gritó Marcela de la nada. Fernanda y yo volteamos a verla sorprendidas.
-¿Y por qué crees eso? –Preguntó observándola con atención.
-Porque él es súper lindo, tierno, sensible y creo que es el tipo de persona que te tratan como una princesa –Marce acabo de decir la descripción y Fernanda esbozo una pequeña sonrisa y sus mejillas agarraron un leve color rojizo, con eso me lo dijo todo.
-Creo que si hay romance –Dije con picardía.
-¡¿Qué?¡ -Exclamó- ¡Claro que no! –Renegaba poniéndose completamente roja.
-¿Entonces porque te pusiste roja? –Le preguntó Marce ladeando la cabeza.
-Amm, ¡No es cierto!...
-… ¿Interrumpo algo? –Las tres volteamos hacia la puerta y ahí estaba Tom, recargado en el marco de la puerta. Al ver su perfecta sonrisa hizo que mi corazón latiera a mil por hora.
-Fer… ¿Y si me acompañas por agua? –Habló Marce.
-Jaja, si. Creo que a mí también me está dando sed –Respondió levantándose ¡Estúpidas!
-Bill está en la cocina –Musitó Tom cuando Marce pasó por su lado- ¿De qué tanto hablaban? –Preguntó cerrando la puerta y caminando hacia mí. Dios, sentía que no lo había visto por años, estaba completamente nerviosa.
-Cosas de mujeres –Respondí con una sonrisa.
-Cosas de mujeres… -Repitió con picardía y levantando sus cejas, yo reí. Él se sentó a un lado mío y quitó un mechón de cabello que cubría mi rostro- ¿Cómo te sientes?
-Bien, aunque a veces me duele –Respondí con inocencia ¡La respuesta sonó tonta! ¿O no? ¡Ay! Es que su mirada, su presencia ¡Él! Me pone completamente nerviosa ¿Enserio pasaron dos semanas? Realmente parece que no…
-Me siento culpable –Ese comentario me sacó de mis estúpidos pensamientos. Tom puso sus manos en sus rodillas y observaba a la nada.
-No es tu culpa –Respondí medio abrazándolo y recargue mi cabeza en su hombro.
-Si me hubiera alejado de ti, nada de esto hubiera pasado –Seguía con su tono molesto.
-¡Jamás vuelvas a decir eso! –Le regañé y me separe de él- Si tú te hubieras alejado de mí, seguiría viviendo en ese infierno –Coloco su mano sobre mi pierna, se aceró a mí y colocó su otra mano en mi cuello.
-¿Me quieres? –Preguntó sobre mis labios.
-Si –Murmure- Y mucho… ¿Y tú me quieres? –Pregunté cerrando mis ojos.
-No… -Su respuesta no era lo que esperaba. Rápidamente mi corazón comenzó a partirse en millones de pedazos… - Yo te amo –Abrí mis ojos ¿Qué es lo que dijo?... Lo que quedaba de mi corazón latía cada vez más y más rápido, y recuperaba los pedazos que se habían quebrado hace un minuto.
Sentí que sus labios se entreabrían, yo hice lo mismo. La mano que tenía en mi cuello la pasó a mi mejilla y de un momento a otro, ya estábamos besándonos.

12 ago. 2010

Cap.34 Verdadera Familia I

Saque mi diario del cajón y sonreí……… deje caer las maletas y baje corriendo las escaleras hasta la puerta principal………….. -¿¡Adonde ibas con esas maletas?!-Me gira hacia él, todavía no me soltaba el cabello-……………. Empecé a llorar miguel no se detenía………- Un pajarito me dijo q conoces muy bien a esta banda y en especial a los Kaulitz…
-¿Debany?
Me empujo y caí al piso, contesto y lo puso en altavoz…..…-Hola rastoso ¿Con qué tú eres el gran guitarrista de Tokio Hotel y el gran amor de Debany, verdad? Pues te has metido con la chica equivocada……- ¡Debany, vuelve aquí!......- Miguel, ¡Suéltame!, me haces daño…
-Debany, despierta
…-Te prefiero muerta a que seas de otro… -¡No! Aleja el cuchillo ¡Aléjalo! Te-te juro que me quedare contigo ¡pero no me hagas daño! –No te creo nada…
-Abre los ojos Debany
…-Por favor, por favor no… Un gran dolor invadió mi cuerpo, toqué mi estomago y observé mi mano, estaba completamente roja…

-¡Vaya! Al fin despertaste –Dijo alegre alguien que estaba completamente de blanco ¿Estoy muerta?
-¿Desperté? En… ¿En dónde estoy? -Pregunté asustada.
-Estas en el hospital –Lo observe confundida.
-¿Hospital? –No entendía nada.
El doctor me comenzó a explicar todo, realmente no recordaba con exactitud pero me dijo que era normal.
-Dos semanas más y te podrás ir a tu casa.
-¿Casa? Yo no tengo casa –Respondí viendo hacia la nada.
-¿Personas? ¿Qué personas?
-Afuera hay aproximadamente 6 personas esperando noticias suyas.
-Y las personas que la esperan afuera ¿No son su familia? –Me preguntó y escribió algo en una tabla
-¿Enserio? –Pregunté con una sonrisa, eran ellos.}
-Ahora mismo iré a avisarles.
-Okey –Respondí sin que se me borrara la felicidad

Tom
Marcela, Bill y Georg estaban sentados, mientras que Gustav estaba en el otro extremo de la sala con una chica que nunca había visto en toda mi vida.
Yo estaba dando vueltas por toda la sala desesperado, loco, angustiado, solo vi que el doctor puso un pie fuera de la habitación de Debany, corrí hacia él y después todos me siguieron.
-¿Cómo está Debany? –Me apresuré a preguntar.
-Mejor, ya ha despertado, dos semanas más y le daremos de alta –Dijo cruzando sus brazos- Si quieren, pueden pasar a verla.
Sonreí. Me senté en una de las sillas y di un gran suspiro, sentí como me quitaban un enorme camión de encima.
-Anda, vamos a ver a ‘tu chica’ –Dijo Georg sentándose a un lado mío- Que Bill y su novia ya entraron –Término dándome un golpe en el hombro.
-Gracias –Solté y voltee a verlo- Sin ti y Gustav no hubiéramos logrado salvar a Debany.
-Con que así se llama, Debany
-Si –Esboce una sonrisa- Georg y la chica que estaba con ustedes ¿Quién es?
-Ella… es una amiga de Gustav –Dijo titubeando. Yo solo lo mire extrañado.
-Ah, okey.


Me senté a un lado de la cama d Debany y agarre su mano.
-Ya acabo todo –Dije feliz.
-No –Respondieron Debany y Marcela.
-Pero no importa –Continuó Debany- Chicos, muchas gracias por ayudarme, esto se los agradeceré toda la vida

Debany.
¿Esto es la amistad? No. Esto es mucho más que eso.
Una cara no se me hacía conocida, era una mujer que estaba al lado de Gustav
-Gus, ¿Ella es tu novia? –Pregunté confundida esbozando una sonrisa.
Todos voltearon hacia ellos cuando pregunte eso, Gustav nos vio ¿Nervioso? Creo que no debí de preguntar.


Continuara***
Sabia que la prepa era una friega pero no pense qe era tanta D: demasiada tarea D: el sabado o el domingo O tal vez el viernes :BB suba doble capitulo o qien sabe :B tal vez dos dias suba dos capitulos o mas :D Ando super alegre n.n estas dos semanas staba mal :\ pero ya me subieron el animo ^^ Visitenmee en mis paginas!! :D xdd Que esteen biieen mis lectores hermosos n.n

6 ago. 2010

Cap.33 No merece vivir

Tom
Sonreí al ver la desesperación de Miguel en su mirada. Me soltó y volví a caer al piso. Me levante y sacudí mi pantalón mientras no evitaba burlarme de é.
-¡Respóndeme! –Grito empujándome- ¿Dónde está?
-¿Acaso crees que somos estúpidos? –Respondí irónico. El solamente me vio confundido, pero su expresión cambio.
-Yo no sé porque la defiendes si ella es solo una malagradecida…
-No es cierto –Hable interrumpiéndolo.
-¿Tú como sabes? No la conoces desde hace mucho. Te puedo asegurar que cuando vayas con Debany y le cuentes todo lo que hiciste por ella, te responderá: ‘Yo nunca te pedí que me salvaras’
Lo mire anonado, conozco esa frase.
Flash Back
-¿Me conoces?
-Por desgracia si
-¿Y porque por desgracia?
-¡Porque si y punto! -Me levante y me dirigí hacia la gran puerta de metal.
-Ah, sí Tom gracias por salvarme. De nada amiga de nada… -Para empezar yo nunca te pedí que me salvaras ¿ok?
Fin del flash Back
Sacudí mi cabeza. Debany no es así, ella solamente dijo eso porque estaba desesperada… solamente por eso.
-Por lo que veo… ya te lo hizo –No voltee a verlo, pero sentí su sonrisa.
-Me lo dijo… cuando impedí que saltara –Musité, comenzaba a temblar.
-¿Lo ves? No agradece nada.
-¿Sabes por qué iba a hacer esa estupidez? –Camine hacia él- ¡Por tu pinche culpa! –Lo agarre de la camisa y golpee su nariz, eso hizo que retrocediera. Me lancé contra él, los dos caímos, Miguel tiraba golpes a lo pendejo para que yo me quitara. Agarre sus brazos y los avente hacia el piso, él se empezó a reír.
-¿Sabes?... Así como me tienes ahorita, así he tenido a Debany, muchas veces suplicándome para que no la lastime ¿Y sabes algo? Me encanto hacerlo
-¡Eres un puto enfermo! –Grité furioso
Sentí como una oleada de enojo y odio llenaba mi cuerpo. Apreté sus brazos lo más fuerte que pude. Me levante y comencé a patearle la cara con todas mis fuerzas hasta que le empezó a salir sangre de la nariz. Lo levante hacia un poste de luz y golpeaba su estomago. Puse mis manos en su cuello… quería matarlo, quería que sufriera, el no merece vivir.
Miguel le costaba respirar. No me detendré, no lo hare.
-Tom… ¿Qué haces? ¡Suéltalo! –Me ordenó Bill a mis espaldas.
-Lo hare, pero cuando ya no esté respirando –Le respondí apretándolo cada vez más
-Piénsalo, no vale la pena ensuciarte las manos y echar a perder tu carrera… ¿Crees que así se salvara Debany? -Solté a miguel y éste cayó al piso. Por fin reaccione, así no arreglare nada- Ven hermano –Me abrazó- Tenemos que irnos con ellos.
Asentí débilmente. Miguel comenzaba a respirar de nuevo, Corrimos hacia la camioneta y cuando apenas me iba a subir, Bill me detuvo.
-¿Qué pasa? –Pregunté confundido
-Así como estas, mejor conduzco yo...

Debany.
-Chicos, está despertando… mejor acelera –Escuché muy lejos, parecían murmullos… ¿Qué pasa?
-¿Marcela? –Hablé como pude.
-¿Qué?
-Tú…tú no eres Marce…
-No, no lo soy –Sentí un cálido tacto en mi frente y después… ya no supe nada.